¿Cuándo puedo tabicar una plaza de garaje?

Son muchas las personas que cuentan con una plaza de garaje y que se hacen la misma pregunta, ¿es posible tabicarla? La respuesta no es tan sencilla, aunque en algunos casos, la jurisprudencia nos sirve para saber que, por norma general, no se puede tabicar garaje.

Si quieres tabicar una plaza de garaje, antes de ponerte manos a la obra tienes que cumplir con una serie de requisitos legales. En primer lugar, debes de contar con el consentimiento expreso de la propia comunidad. Esto no es algo sencillo puesto que debes de contar con la unanimidad de la misma en una junta de propietarios. Los principales motivos con los que se suelen encontrar aquellos interesados en tabicar su plaza, es que muchas veces resulta un perjuicio para otros usuarios, sobre todo para los que tienen la plaza al lado de la que se pretende tabicar.

Esto es debido y se ha demostrado en jurisprudencias anteriores que puede llegar a obstaculizar la visión, algo bastante negativo cuando estamos hablando de un garaje o que pueden llegar a dificultar las maniobras para el aparcamiento, aspecto también negativo. Por otro lado, la unanimidad de la comunidad se requiere debido a que se trata de una obra que altera la estructura del edificio y, por lo tanto, la seguridad del mismo. Llegado a este punto de la integridad y la seguridad, más allá del resto de propietarios, las obras pueden verse canceladas en el momento en el que se pretenda conseguir el permiso de obra al verse comprometida la seguridad del edificio.

¿Qué pasa si decido tabicar mi plaza de garaje por mi cuenta?

Si haces caso omiso de todo esto y decides tapiar tu plaza de garaje por tu cuenta y riesgo, lo más probable es que termines perdiendo dinero. En primer lugar, porque existe jurisprudencia en la cual ha otros usuarios, les ha tocado derribar la obra y, además, pagar la pertinente multa por los trastornos ocasionados.

De esta forma, pese a que, en esencia, podrías tabicar la plaza de tu garaje, lo más recomendable es tratar de seguir todos los pasos recomendados, primero para informarse de que realmente se puede llevar a cabo el tabicado de la plaza y en segundo lugar, para saber que todos los vecinos van a estar de acuerdo y no existirá ningún tipo de problema de aquí en adelante al tabicar garaje.