Existen diversos temas a tratar con respecto al personal que se debe contratar en las fincas. Por ello se deben establecer algunas normas mínimas por las que han de regirse las relaciones de trabajo entre los propietarios de fincas urbanas y los empleados a su servicio. ¿Quieres saber cuál es la regulación del contrato entre comunidades de propietarios y sus empleados? ¡Sigue leyendo!

Regulación del contrato entre comunidades de propietarios y sus empleados

La facultad de organizar el trabajo le corresponde a la propiedad del inmueble, según el convenio que se haya establecido previamente en la propiedad. Las instrucciones las deberá dar únicamente el propietario del inmueble, o en todo caso sus representantes legales como el administrador o el presidente de la comunidad.

Los Empleados de Fincas Urbanas se clasifican en conserjes, vigilantes de garajes, controladores, porteros, jardineros y limpiadores. El portero suele tener casa/habitación dentro del inmueble al que presta sus servicios desarrollando las actividades propias de su labor.

El limpiador es quién realiza las funciones de limpieza de la finca. El jardinero realizará única y exclusivamente las funciones propias del cuidado de jardines. El vigilante de garaje, es la persona contratada para realizar las funciones propias del cometido que se señalen en su Convenio. El controlador, es la persona que realiza funciones de vigilancia y control en la propia finca.

El personal puede estar contratado la jornada completa (40 horas a la semana) o puede estar contratado a tiempo parcial según las necesidades de cada finca. Los porteros y conserjes estarán dedicados a la limpieza y cuidado del portal, escaleras, pasillos, sótanos, patios y demás dependencias deberán realizar las tareas durante las primeras horas del día.

El vigilante velará por que no se perturbe el orden en el edificio. Además de comprobar el sosiego de los que habitan en la finca. Además, se hará cargo del encendido y apagado de las luces de los elementos comunes, la puntual apertura y cierre del portal, y de la correspondencia. Por otro lado, tendrá la obligación de llevar los cubos de basura llenos al lugar destinado por las Ordenanzas Municipales. Sin olvidar que se ocupa también del encendido apagado y mantenimiento de los servicios de agua caliente y calefacción central, entre otros.

Es muy importante tomar en cuenta que se deben especificar en los contratos las funciones de cada una de las personas para evitar cualquier tipo de enfrentamiento con la comunidad.