Lo primero que tenemos que hacer es determinar las causas de la humedad

A través de un perito especialista que lo certifique, tendremos que definir la causa exacta de el problema que esta causando la aparición de estas humedades.

Aquí tenemos dos versiones, la de los propietarios o inmobiliarias que dirán que la cusa es por falta de ventilación, en pocas palabras, el problema es del inquilino. Pero lejos de la realidad, la mayoría de las veces el problema viene dado por pequeñas filtraciones, ya sean desperfectos o simplemente la antigüedad de la propiedad. Una de las causas típicas es la falta de impermeabilización debido a la mala construcción de la vivienda.

Una vez determinada la causa por el perito, hay que proceder a comunicárselo al propietario o agencia que lleve el inmueble, de no querer solucionarlo, tendremos que acudir al organismo correspondiente a poner la denuncia.

¿Qué precauciones tiene que tomar el arrendatario cuando aparecen humedades?

Si eres el arrendatario, lo primero que debes hacer cuando te percatas de la aparición de una humedad es comunicárselo al arrendador o agencia arrendataria que se haga carga del inmueble. ¿Por qué? Se hace para verificar en un futuro que la humedad se produje en el plazo donde el inquilino estaba hospedado en la vivienda, ni antes ni después, si no, no podrás reclamar nada.

De esta forma ponemos en conocimiento del arrendador los defectos de la vivienda actualmente y que se intenten solucionar estos desperfectos en la mayor brevedad posible.

Cabe destacar que siempre deberíamos realizar todo este tipo de reclamaciones por escrito, para tener constancia de cuando se produjeron los echos. En el caso que sea posible, deberíamos tener una copia firmada por el arrendador, si este se niega a firmar, una buena idea es enviarle un burofax.

 ¿Hay que devolver la fianza del alquiler cuando aparecen humedades?

La mayoría de veces que encontramos una humedad en nuestra vivienda de alquiler es debido al mal estado del inmueble,  a desperfectos creados a lo largo del tiempo, o algún problema de otra índole.

De todos modos, no son daños ocasionados por el desgaste producido por el inquilino durante su estancia. Por lo tanto, el arrendador a parte de arreglar todos los desperfectos que se vayan encontrando en la vivienda, deberá devolver la fianza al completo al inquilino.

Entre otras obligaciones, el arrendador esta obligado a:

  •  A realizar todas las reparaciones necesarias en la vivienda para el correcto disfrute del arrendado.
  •  Deberá mantener unas condiciones de completo bienestar durante toda la estancia del inquilino.

En administracionfincasrojas.es estamos a tu disposición para resolver cualquier duda que tengas relacinada con este tipo de cuestiones.

Contacta con nosotros aquí y nos pondremos en contacto contigo en la mayor brevedad posible.