¿Cuando puedo poner una estufa de pellet?

Uno de los principales motivos de llevar reformas o instalaciones a cabo, es mejorar el confort de nuestro piso. En este caso, la instalación de una estufa de pellet es precisamente eso, una mejoría para nuestra casa a través de la cual podemos conseguir tener una fuente de calor económica y bastante potente. Principalmente por este motivo, resulta tan interesante la instalación estufa pelet en edificio. Muchas personas no saben si esto es legal o hay algún tipo de traba, por lo que vamos a resolver esto.

Para tu tranquilidad, si, puedes instalar una estufa de pellet en tu piso sin problema. Sin embargo, no la puedes instalar a cualquier precio o de cualquier manera, puesto que te tienes que asegurar que cumples unas determinadas condiciones antes de poder llevar a cabo la instalación de la misma, veamos cuales.

¿Qué tengo que cumplir para poder instalar una estufa de pellet en mi piso?

Estas estufas de pellets están pensadas para las casas individuales o los chalets en donde podemos sacar sin ningún tipo de problema una chimenea para la extracción de los humos que genera esta. Sin embargo, cuando hablamos de un piso la cosa cambia y para ello, necesitamos la aprobación por parte de los vecinos de forma unánime en junta vecinal, para obtener el permiso que nos permita el modificar las instalaciones del edificio, en cuyo caso, estaría la modificación por la instalación esta chimenea para poder expulsar los humos de la estufa.

Modificar la instalación no es un capricho vecinal, puesto que la propia ley regula que a la hora de utilizar cualquier equipo que utilice un combustible sólido, como nuestra estufa de pellets, es necesario evacuar los humos de la combustión por la cubierta del edificio. De este modo, se convierte en un obligatorio el llevar a cabo dicha instalación y para ello, nos remitimos a lo primero, el poder pedir permiso a los vecinos para que nos aprueben estos cambios por unanimidad.

En definitiva, si conseguimos el permiso por parte de la comunidad, no tendremos ningún problema para poder disfrutar de nuestra estufa dentro de nuestro piso. Evidentemente es completamente necesario disponer de esta autorización antes de realizar la obra puesto que si no, en caso de demanda posterior, nos pueden obligar a desmantelar la misma y revertir la situación, todo esto acompañado de la pertinente sanción económica que conllevaría.