Hablar de los elementos de las propiedades es a veces un asunto complicado y difícil de entender. No te preocupes, por eso hoy te explicamos la diferencia entre elementos privativos y comunes en Alicante para que no te quedes con ninguna duda. ¡Comenzamos!

Diferencia entre elementos privativos y comunes en en Alicante

En una propiedad horizontal hay dos elementos: los privativos y los comunes. Los primeros, son de los propietarios exclusivamente, y los comunes son los servicios o las instalaciones necesarios para el correcto uso y disfrute del edificio en su totalidad.

Elementos privativos

Los espacios de uso de cada propietario ya sean pisos o locales son espacios delimitados. Éstos no deberán tener ninguna dependencia con los espacios del edificio más generales y que sirven exclusivamente a su propietario.

Muchas veces es difícil hacer la distinción entre los elementos comunes y los privativos ya que algunos elementos a pesar de que sirven exclusivamente a su propietario y están dentro del espacio de su propiedad, tienen relación con otros elementos generales del edificio, como la calefacción o los desagües.

Todos los elementos privativos deben estar señalados en la escritura de división horizontal, es decir, en el Título Constitutivo. Todo lo que no esté será considerado como elemento común.

Elementos comunes

Los elementos comunes son aquellos elementos que no se mencionan como elementos privativos en el Título constitutivo. Por ejemplo, el portal, las zonas ajardinadas, o incluso la vivienda del portero (si la hay) o la habitación del edificio donde se guardan los elementos de limpieza.

También son las cimentaciones, las cubiertas y el suelo. Los elementos estructurales como las vigas, los forjados, los pilares, las ventanas, los muros de carga, los balcones y las fachadas. Además de los elementos de cierre que las conforman, así como sus revestimientos exteriores, los pasillos, las escaleras,  el portal, las porterías, los muros, los patios, los pozos y los espacios destinados a los ascensores, contadores, teléfonos, depósitos, u otros servicios o instalaciones comunes.

Incluso se cuentan como elementos comunes aquéllos de uso privativo como las instalaciones, las canalizaciones, o las conducciones para el desagüe y para suministrar agua, gas o electricidad.

Incluyendo también las deducciones de energía solar, las agua caliente sanitaria, las de aire acondicionado, de calefacción o evacuación de humos. Además de las de prevención y detección de incendios. Así como las de antenas y demás instalaciones para los servicios audiovisuales o de telecomunicación.