Al adquirir un nuevo piso es necesario pagar una serie de cuotas que corresponden a los gastos comunes y extraordinarios de la comunidad, esta debe ser pagada por todos los propietarios y, siempre que se estipule el contrato, también por los inquilinos que viven en pisos arrendados del edificio. Este pago y puede ser establecido en diferentes períodos de tiempo o modalidades, de esta forma, puede ser mensual, trimestral, semestral o anual.

¿Cuándo se establece el pago de la comunidad en un piso?

En ocasiones, los inquilinos se les suele incluir las fechas exactas del pago de las cuotas de la comunidad en el contrato, sin embargo, esto no es algo que corresponde al inquilino del edificio, sino que debe establecerse en una junta de la comunidad de propietarios. En esta reunión se debe establecer la cantidad exacta del pago de la comunidad y se debe firmar un acta de aprobación en el que todos los propietarios se comprometan a pagar la cuota en la fecha determinada.

Es necesario que todos y cada uno de los propietarios estén de acuerdo con lo expuesto en el acta y sea firmada por ellos, de esta forma, se evitarán casos de morosidad en el futuro. En dado caso de que alguien esté en desacuerdo y no decida pagar la cuota de la comunidad se debe realizar una notificación por escrito exigiendo liquidar la deuda, si a pesar de esto algún propietario sigue eximiéndose del pago de la cuota se puede realizar una denuncia y resolver la disputa por la vía judicial, así, el Juzgado de Primera Instancia podrá tomar cartas en el asunto.

¿Cuándo no es obligatorio pagar la cuota de comunidad?

Existen algunas ocasiones en que los propietarios pueden eximirse del pago de la cuota de comunidad, ya que existen los gastos no obligatorios, es decir, que no son imprescindibles para el edificio o inmueble. En estos casos, la comunidad propondrá un proyecto en el que todos deben votar para decidir si pagar o no.

¿Qué ocurre si no se paga la comunidad a tiempo?

Si un propietario no posee el recurso para pagar la comunidad de un piso a tiempo es necesario que comunique las razones en una junta de la comunidad, allí también se establecerá un tiempo determinado en el que se podrá pagar la cuota, mientras tanto, el propietario podrá seguir asistiendo a las reuniones de la comunidad, pero no podrá ejercer su derecho a voto en las tomas de decisiones para los gastos.

Si la persona no cumple con el periodo de tiempo de pago determinado, la comunidad decidirá si es necesario realizar una junta de liquidación y posterior denuncia.